Arquitectura

Un pavimento histórico, La Baldosa de Bilbao.

La Baldosa de Bilbao no es una baldosa cualquiera, es la seña de identidad de la villa de Bilbao. Cubre toda la ciudad con 66 millones de ellas y 650.000 se cambian cada año, mantenendo el pavimiento de la ciudad desde hace casi cien años, ya que la información disponible nos verifica que datan de principios del siglo XX, sobre los años veinte o treinta.

Jugando con la lluvia

Una solución ingeniosa al problema de las múltiples canales que afeaban la fachada y vertían el agua sobre los transeúntes.La decisión es arriesgada pero sencilla, no disimular para nada las bajantes, evidenciar el problema al máximo, hasta convertirlo en la solución misma. Apoyándose en el color y el grafismo, manipulando, dirigiendo y encauzando a su antojo el agua de lluvia, no solo han conseguido algo visualmente estético, se ha creado un instrumento para que la naturaleza componga hermosas melodías. Si paseamos  por []

Taipei Music Center

El estudio de arquitectos italiano de Mario Bellini ha propuesto este formidable diseño para el Taipei Music Center. Basado en un sólo cuerpo envuelto de un manto vegetal, presume de ser ecológica y de tener una gran luminosidad en toda su extensión, incluso en las vías de paso están realizadas en vidrio permitiendo así poder visualizarlo desde cualquier punto.

Universal World, la casa de papel.

Cultura Decó se ha hecho eco de un diseño arquitectónico caracterizado por su peculiar material de construcción, el papel. Gerd Niemoeller es el inventor de la casa “Universal World”. Esta casa cuesta $5,000 dólares y está diseñada pensando en los asentamientos más pobres de los países subdesarrollados y como un alberge rápido para refugiados. Esta casa puede ser usada en cualquier lugar, es ligera, fácil de montar, amigable con el medio ambiente, a prueba de terremotos y además, es relativamente barata.

La vanguardia más castiza

Siglos de tradición taurina reconvertidos en un espacio de pura vanguardia. Tomás Alía, uno de los diseñadores y arquitectos nacionales más importantes, reinventa la estética del Madrid más castizo y la lleva a la vanguardia de la decoración. Materiales como la fibra de vidrio se fusionan con motivos de otras épocas, depurando así los tópicos de las raíces flamencas. Espacio de encuentro imprescindible en la noche madrileña.