La ciudad autosuficiente


China es el país más poblado del mundo( por delante de India y Estado Unidos). En la actualidad las ciudades más pobladas son Shanghái y Beijing, seguidas de Guangzhou y Shenzhen. Cada día se suman más “pequeñas” ciudades a la lista, donde la población media es de 12 millones de personas. Esto supone un reto importante en el ámbito urbano sostenible.

Esta última década,  China ha experimentado un desarrollo urbanístico imparable. Se espera que para este año 2020 el 75% de la población China viva en las ciudades. Este incremento de población en las ciudades supone un gran reto sostenible e inteligente.

Durante todo el siglo XX y parte de este, urbanísticamente hablando, China ha cometido muchos errores. Sus ciudades están diseñadas para los vehículos, que incluso circulan por autopistas elevadas en varios niveles, y las calles están flanqueadas por gigantescas colmenas de viviendas idénticas, viejos edificios dilapidados con ventanas llenas de barrotes y un patrimonio arquitectónico en ruinas, con fines únicamente comerciales. Todo esto hace que sea casi imposible distinguir una ciudad de otra a miles de quilómetros.

Presentamos el proyecto de viviendas para 3.000 personas en Xiong´an, a 100 km de Pekín. Un proyecto gestado durante la pandemia, presentado a concurso junto a 300 estudios de arquitectura más; en el cual ha salido ganador Vicente Guallart, un arquitecto valenciano, residente en Shanghái.

El proyecto tiene como lema: “Hay que acabar con el modelo de construir barato, vender caro y salir corriendo”. Tiene como objetivo la sostenibilidad al 100%. “El futuro de la economía tiene que estar basado en la producción local de recursos, especialmente de energía, de alimentos y de cosas, sin que eso suponga rechazar la conexión digital con el resto del mundo para poder compartir así conocimiento e información. En definitiva, debemos mover más bits y menos átomos”, resume Guallart.

El proyecto abarca dos millones de metros cuadrados en los que se desarrollará un nuevo centro de negocios que incluirá viviendas, oficinas, una piscina, tiendas, un mercado, una guardería, un centro administrativo y un parque de bomberos. En todo el complejo las personas podrán vivir, trabajar y descansar en el entorno de su vivienda.

El conjunto está compuesto por edificios de madera siguiendo los principios de la nueva biomecánica circular. Además está pensado para ser autosuficiente al 100%, mediante impresoras 3D situadas en las plantas bajas. Todos los bloques están cubiertos por invernaderos que permiten producir alimentos para el consumo diario y utilizan sus cubiertas inclinadas para producir energía.

El centro urbano estará libre de vehículos, dejando el tráfico en la parte inferior de los edificios. Se creará un sistema de reciclaje de agua y una red de residuos. 

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: