Decoración fresca contra el calor


Con las altas temperaturas nos preguntamos, ¿hay alguna fórmula secreta para hacer que nuestros hogares nos resulten más refrescantes? Por supuesto, el aire acondicionado, tener una buena ventilación natural o grandes ventanales que produzcan corrientes de aire serían las opciones más idóneas. Pero también existen otras formas de conseguir rebajar la temperatura visual de tu hogar o hacer que parezca más apropiado para esta época del año. Hemos recopilado una serie de trucos para que con unos cambios básicos convirtamos nuestras casas en el mejor oasis contra esta ola de calor sin fin.Elegir un estilo nórdico para la decoración de tu hogar siempre va a dar sensación de refrescar y rejuvenecer los ambientes. Si además hay una gran presencia de color blanco en las superficies, la sensación de frescor está garantizada. Además, el blanco es una tonalidad neutra que permite combinarse de infinitas formas y casa perfectamente con materiales, tejidos y decoración veraniega. En este punto, tejidos muy amigos del verano son el lino o el algodón, ideales para el sofá, las cortinas o para vestir el dormitorio, y las fibras naturales son una opción muy apropiada para la decoración estival.

Otro color que aporta una gran sensación de frescor es el azul. Independientemente de la tonalidad que elijamos (bien sea más turquesa, índigo, pastel o metalizada) su efecto en el ambiente es inmediato. Si quieres darle un toque diferente, puedes combinar ambas tonalidades o con otras tonalidades de gama fría para rebajar la sensación de calor en tu hogar, bien sea en la decoración como en las superficies como os mostramos a continuación:

Seguro que viendo estas imágenes no habéis tenido calor. Esperamos que os hayan inspirado para crear vuestro propio espacio de frescor durante estos meses.

Categorías:Sin categoría

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: