Damien Hirst -The Complete Spot Paintings-


El legendario artista británico que se hizo famoso sumergiendo mamíferos en formaldehído y creando cráneos con incrustaciones de diamantes, se ha convertido en uno de los artistas más importantes y reconocidos del arte contemporáneo.

The Complete Spot Paintings, 1986-2011, es una de las series más reconocidas de Hirst. Trata de círculos de colores aleatorios e infinitos,  situados de forma matemática sobre una cuadrícula invisible.

Esta serie nació de colocar un tablero en la pared; al atornillarlo, los tornillos parecían puntos negros, continúo pintando puntos, pero esta vez de más colores, unos 35 colores diferentes. Así descubrió la armonía de colores que interactúan con otros colores en un formato perfecto. Alguna vez Hirst, ha comparado sus Spot Paintings con células, diciendo: “La diferencia entre el arte y la vida es la diferencia entre las células en el mundo real y las pinturas”.

Los títulos de estas obras fueron tomados arbitrariamente del catálogo de la compañía química Sigma-Aldrich “Bioquímicos para investigación y reactivos de diagnóstico”, un libro que Hirst encontró a principios de los años noventa. La fórmula de la cuadrícula dentro de las pinturas “Farmacéuticas” fue la base de una serie interminable. Los títulos de sus obras se tomaron de ese catálogo y se agruparon de acuerdo con distintos tipos de medicamentos.  En los últimos 24 años, Hirst ha producido un promedio de 60 pinturas al año. Un total de 1400 obras de Spot Paintings, las cuales están recogidas en un catálogo.

Las pinturas de puntos varían en tamaño y detalle. Ningún color se repite, todos los colores son únicos. Los puntos son de un tamaño uniforme dentro de cada pintura, pintados a mano, formando un círculo perfecto. El espacio entre ellos es igual al tamaño del punto y, con algunas excepciones, cada punto en cada lienzo es de un color diferente. Dentro de estos hay variaciones infinitas, con puntos individuales que van desde medio milímetro de diámetro hasta 80 cm.

Hirst trabaja únicamente con series, trata de evitar hacer algo único. Le gusta el concepto de fábrica, que separe el trabajo de las ideas, pero no le gusta que una fábrica produzca ideas. Intenta que sus obras parezcan estar pintadas como una máquina.

Un equipo de 25 personas se encarga de llevar a cabo el trabajo de Damian Hirst. Él, personalmente, no ha pintado ninguna, se ha encargado de supervisar cada una de las obras. Cada una de ellas contiene su mirada, su mano y su corazón.

En la actualidad, está preparando dos telas especiales de la serie spot paintings. Una tendrá un millón de puntos y otra, más de dos millones. Se calcula que ambas llevarán años terminarlas.

¿Te has quedado con ganas de más? Te invitamos a entrar en nuestra web, donde encontrarás productos tan interesantes como el modelo Senkel Blanco.

https://www.vivesceramica.com/productos/busqueda.html?s=senkel+blanco

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: