Conceptos novedosos en decoración


Método Kaizen

La palabra sinojaponesa kaizen se compone de dos conceptos: Kai, que significa cambio o acción a enmendar y Zen, que quiere decir bueno o beneficioso. ¿ cómo se aplica esto a nuestra casa? Pues en tan sólo 60 minutos ejecutar cada día la misma tarea, de esta forma crearemos una rutina en el terreno del orden y la organización. Si de manera progresiva, empezando por realizar una tarea durante un minuto al día, nos dedicamos a una zona de nuestra vivienda, poco a poco lograremos objetivos más grandes. A menudo, la falta de tiempo nos hace tirar la toalla ante el gran reto de ordenar la casa. Aplica el Método Kaizen: puedes comenzar por ordenar un cajón, una balda de libros de la estantería o un armario de la cocina. Cuando ya lo hayas logrado, pasa al siguiente nivel. Aumenta el tiempo a tres minutos y así sucesivamente. Poco a poco y de manera eficiente y constante lograrás mayor orden y que se convierta en hábito.

SEINE_Sevres_Iena_Dayde

Kintsugi

Vivimos en una época consumista en la que si una cosa se estropea, enseguida se sustituye por otra. Los seguidores del Kintsugi defienden que los objetos rotos pueden tener una segunda oportunidad. Si se rompe un plato o una taza, deciden restaurarlos, ensalzando la belleza de sus cicatrices con dicho material que mezcla resina con polvo de materiales preciosos. El Kintsugi es una técnica antigua de origen japonés para arreglar fracturas de la cerámica con barniz de resina espolvoreado o mezclado con polvo de oro, plata o platino. Pero no se trata tan solo de arreglar o restaurar objetos cerámicos. La técnica va más allá hasta convertirse en filosofía de vida, y si quieres llevar este concepto más allá, puedes restaurar un mueble viejo, asignándole una función distinta a la de su origen y dándole una nueva funcionalidad.

NASSAU-Tulum_Gris

Home organizar

Un homeorganizer es un organizador profesional que te ayuda a ordenar tu casa para hacerte la vida más cómoda, práctica y, aseguran, más feliz. Se trata de una profesión de reciente implantación en España, pero que cada vez cuenta con más clientela.  Te ayuda con el cambio de temporada; a planificar una mudanza; a vaciar para una reforma, a crear un espacio para el bebé, un despacho; o a inventariar y vaciar el piso de un familiar fallecido. Sobre todo lo necesitas si te parece que no tienes espacio para nada.

Casas Lagom

Llegado desde los países nórdicos, este término se refiere al encanto inigualable de la vida y las casa suecas. Lagom se traduce en decoración como “una forma de vida sencilla en la que si hay que hacer un esfuerzo para mantener las casas bonitas y ordenadas”. ¿Así de fácil? Pues el quid de la cuestión está en que lo parezca, aunque detrás exista toda una intencionalidad. La palabra Lagom proviene del vikingo y se podría traducir como ‘ni demasiado, ni poco, lo justo’. Ahí está el secreto de su éxito decorativo. Hallar el equilibrio entre un espacio despejado y funcional a la par. Las casas Lagom utilizan una gama de color basada en el blanco y el gris suave, y tonos del espectro tierra, ya que por allí arriba no van muy sobrados de luz, así que con estas tonalidades dan mayor claridad a los interiores. ¿Y los materiales Lagom? Pues son el lino, la madera, la piel de oveja o el algodón, que dan calidez al look minimalista.

Home staging

El home staging o ‘puesta en escena’ es una técnica de marketing inmobiliario americana que nació en los años setenta y que actualmente se ha popularizado en la mayoría de procesos de venta o alquiler de una vivienda. ¿Y qué hace un home stager profesional? En primer lugar, reorganiza, amuebla y decora las estancias para que resulten más atractivas. Da un toque acogedor, calidez de hogar, con los complementos, como una alfombra gustosa, unos bonitos jarrones o cojines. Opta por una paleta de tonos neutros y mobiliario de un estilo atemporal, para que pueda gustar al máximo de gente posible. Saca de escena los detalles personales, como fotos o recuerdos. Además, recurren a los servicios de un fotógrafo profesional para que saque el lado bueno de la vivienda.

SEINE_Dayde

La regla 80/20

Esta regla es una sencilla proporción que asegurará que inviertas bien cuando decores tu casa, en perfecto equilibrio. Si invertimos el 80% de nuestro presupuesto de manera inteligente y en piezas de calidad, nuestra inversión será duradera y se traducirá en un perfecto interiorismo. El 20% restante se destinará a aquellos detalles más económicos y fácilmente sustituibles para que puedas ir renovando tu casa cada temporada, logrando que se vea más actual. Es la fórmula que recomiendan los expertos, si no quieres empezar de cero cada cinco años. Así pues, invierte en buenas puertas, ventanas y suelos, cocina, una cama confortable y el sofá de tus sueños. El resto, como complementos y textiles, se pueden ir renovando según las tendencias.

necci_blanco_casaDecor_detalle

Hygge

En 2017 y 2018 empezó a sonar entre amantes de las etiquetas para generar tendencias, pero en Dinamarca, de donde es original, el concepto hygge, hyggelig o hyggekrog es un término asumido desde hace generaciones. No tiene una traducción literal, pero vendría a ser algo así como “conseguir una sensación de bienestar y confort absoluto en casa”. Para lograrlo, deberás tener en cuenta algunas claves. En primer lugar, buscar la comodidad, creando un rincón de descanso donde practicar el hygge, ya sea un sofá con plaid, una butaca frente a la ventana… La iluminación también es muy importante; opta por velas y luces tenues para lograr un ambiente cálido. La mayoría de casas nórdicas tienen chimenea, algo menos habitual en estas latitudes. Si la tienes, crea a su alrededor con alfombras y cojines, un espacio para leer y escuchar música o el crepitar de la leña. Desconectar el móvil para disfrutar de un divertido juego de mesa o charla con la familia es muy hygge. Usa textiles gustosos, plantas y prepárate un té con un trozo de tarta casera para completar

rustico vives 1

Jomo

Es la vuelta de tuerca al Hygge. La palabra son las siglas de la expresión Joy of Missing Out y conlleva disfrutar de estar desconectado de la tecnología, o más bien dicho, de todo lo que pasa en las redes sociales. ¿Y cómo se hace eso? Te preguntarás… Pues creando ambientes relajados y en colores suaves y neutros, disfrutar de los momentos de soledad y reparar reuniones en casa para gozar de la verdadera conexión, la de estar cara a cara con tus familiares y amigos. En una casa JOMO se imponen las cocinas con isla porque ofrecen un espacio en el que socializar y compartir. Como se trata de desconectar del mundo tecnológico y volver a conectar con el mundo “real”, es crucial rodearse de maderas naturales, plantas y mucha luz. Terciopelo, lana o fieltro son los tejidos clave de esta corriente, ya que potencian el sentido del tacto. Aportar por un mobiliario de líneas curvas y suaves es muy JOMO, en contraposición a la rigidez que se vive muchas veces en el espacio 2.0.

BELICE

Categorías:Sin categoría

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: