Contrastes en una vivienda familiar en Madrid


La vivienda ubicada en el barrio de la Alameda de Osuna en Madrid tenia como principal objetivo unificar todas las estancias. Para poder aplicar este concepto se decide abrir la cocina al salón, consiguiendo así que esta última estancia sea el elemento de conexión de toda la vivienda.

Para crear esa unión no siempre hay que tirar tabiques o redistribuir toda la vivienda, y esto fue lo que sucedió en esta luminosa vivienda, ya que para lograrlo, el estudio Backsteen encargado de la obra, decidieron no modificar la tabiqueria original pero si que se realizó una reforma integral de la cocina. A esta se le añadió una cristalera que hace de nexo entre el salón y la cocina además de proporcionarle luminosidad al salón, hay que destacar que con la ayuda del modelo Goroka Grafito de Vives se consigue a la vez delimitar los ambientes.

Finalmente, las formas geométricas diagonales presentes en todos los ambientes y con la ayuda del color, son los elementos encargados de generar la conexión entre estancias y que ayudan a proporcionar carácter y estilo a la vivienda.

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: