Un revestimiento para cada estilo de pavimento


Dime qué pavimento tienes y te diré qué revestimiento poner a juego…. Seguro que la combinación del material del suelo y de la pared de tu nuevo proyecto es una de las cuestiones que más has valorado y meditado. Es una decisión muy importante que influirá de forma inevitable en el resultado final. Por eso, hoy te damos algunas claves que te ayuden a tomar esa decisión dependiendo del tipo de pavimento cerámico elegido.

Pavimento en blancoEl color blanco es un lienzo sobre el que poder experimentar con todo. Si tienes un pavimento blanco ¡estás de suerte! Puedes contrastar la neutralidad del suelo con un revestimiento picante y alegre, bien a todo color o siguiendo una gama de blancos y negros como el de la imagen. Si el espacio tiene una buena iluminación natural, prueba con colores oscuros si quieres dar mayor protagonismo a las paredes.

Pavimento hidráulicoLas baldosas de estilo hidráulico son un reflejo de la tradición y el modernismo. Un estilo cerámico de lo más representativo y reconocible que, ya por sí mismo, derrocha una gran personalidad y se convierte en el rey inequívoco del ambiente. En las paredes, recomendamos combinarlo con una gama de tonalidades afines o bien con tonalidades neutras como el gris, el blanco, beige… siempre que sean colores lisos y sin ornamentos para no recargar el ambiente.

Pavimento de madera cerámicaLa madera cerámica, con su esencia cálida y acogedora, es una de las propuestas más populares hoy en día. Asociada con el estilo minimalista o nórdico, la madera permite casi cualquier color o estilo decorativo para complementarse. No obstante, nosotros recomendamos complementarla con madera y blanco en el revestimiento para darle un toque más acogedor a la estancia, como en la imagen.

Pavimento a todo colorFinalmente, cuando el pavimento elegido es puro color y energía, elegir un revestimiento blanco es la mejor opción. El blanco en paredes hará que la estancia parezca más amplia y que el color intenso del pavimento destaque con más fuerza.
No es necesaria una pared totalmente lisa y blanca, se puede optar por un revestimiento con matices o pequeños decorados, incluso también se puede dar un poco de color a la pared siempre que sea del mismo todo que el pavimento.

¡Esperamos que estas ideas te ayuden en la nueva propuesta que tienes entre manos!

Categorías:Sin categoría

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: