Cerámica y moda no están reñidos


Zhanna Kadyrova crea representaciones escultóricas de ropa a partir de baldosas de cerámica y las expone, a menudo, en el sitio en el que ha encontrado su materia prima.

Ucrania, el país de origen de Zhanna Kadyrova, tiene una larga historia de producción de baldosas cerámicas, anteriormente ha usado baldosas de edificios industriales de la era soviética desaparecidos, memorizando estas estructuras en esculturas que recuerdan la moda soviética de los años 1960 y 1970. Kadyrova comenzó este proyecto poco antes de que Ucrania introdujera la descomunización, un proceso destinado a borrar todo rastro del pasado soviético del país.

Debido a su material, los paneles de mosaico o las baldosas cerámicas presentan una fuerte resistencia física a los efectos del tiempo, siendo más duraderos que la arquitectura en la que se basan. “Smalt fue famoso por sus mosaicos en las basílicas bizantinas y más tarde en las iglesias ortodoxas como medio principal para los espacios divinos y los santos cristianos”.  A fines de la década de 1950 se introdujo en los territorios soviéticos y se destinó a cubrir fachadas de concreto gris con imágenes de trabajadores, científicos, atletas, cosmonautas, industrialización o el descubrimiento de energía atómica.

Los proyectos de kadyrova exploran la unión entre hormigón y piedra, fundamental en la modernidad (barata, adictiva y contaminante) y su “otro” conocimiento: exclusivo, secreto, costoso e indestructible.

El proyecto de segunda mano comenzó en Sao Paulo en 2014 cuando Zhanna Kadyrova  descubrió los ricos patrones decorativos de azulejos utilizados para cubrir las tiendas, cafeterías y edificios residenciales de Brasil. Un año después, lo hizo en su país de origen, donde usó azulejos viejos encontrados en el revestimiento de las instalaciones de la fábrica de seda de Darnitski o almacenados en su territorio. El proyecto continuó en Chernobyl en 2017, donde hizo un vestido para un maniquí de las baldosas de cerámica que decoraban una estación de autobuses. También, en la bienal de Venecia de 2019, recogió la cerámica de un hotel en Venecia para construir prendas de vestir y ropa de cama.

El proyecto explora la relación entre arquitectura y mosaicos llevado a cabo en diferentes lugares. Crea efectos ópticos y paradojas conceptuales ya que sus prendas no se pueden probar, sólo admirar.

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: