Bauhaus. 100 años del nacimiento del futuro


Durante el presente mes de abril se cumplen 100 años de un acontecimiento que supuso el “nacimiento del futuro” y que cambió el mundo del arte, la arquitectura y el diseño. La fundación de la escuela de la Bauhaus supuso una auténtica revolución que, incluso a día de hoy, sigue inspirando profundamente a las mentes creativas de todo el planeta. Pero la Bauhaus no sólo fue un movimiento creativo, sino también social y económico, e incluso político. Fue un gran experimento, una utopía social, que trató de dar solución a las grandes cuestiones de su época y las enfrentó con pasión y radicalidad, escandalizando al obsoleto mundo del ayer.

Edificio de la Bauhaus en Dessau, segunda sede de la escuela

En 1919, el arquitecto, urbanista y diseñador alemán Walter Gropius, fundó en Weimar la que sería la escuela de diseño más influyente del siglo XX, con la intención de reformar las enseñanzas estéticas, eliminar las diferencias sociales a través del trabajo creativo y superar esa barrera infranqueable que existía entre el artesano y el artista. Todo ello como base para una consiguiente transformación de la sociedad burguesa de la época.

Ilustración de Walter Gropius, director de la escuela entre 1919 y 1928

La Bauhaus sentó las bases normativas de lo que hoy conocemos como diseño gráfico e industrial y estableció los fundamentos académicos sobre los cuales se asentaría una de las tendencias predominantes del pasado siglo en lo que a arquitectura se refiere, el Movimiento Moderno.

Ilustración de Hannes Meyer, director de la escuela entre 1928 y 1930

La escuela tuvo su sede en 3 ciudades, Weimar (1919-1925), Dessau (1925-1932) y Berlín (1932-1933), y a su vez contó con tres directores. Walter Gropius, que se mantuvo al frente de 1919 a 1928, fecha a partir de la cual tomó las riendas Hannes Meyer y cuya estancia duró dos años, hasta 1930. Desde entonces, y hasta 1933, la responsabilidad de la dirección recayó sobre Mies van der Rohe, tiempo durante el cual la escuela sufrió una creciente persecución por parte del nazismo. El motivo: la Bauhaus representaba una visión diametralmente opuesta a la ideología del Tercer Reich.

Ilustración de Mies van der Rohe, director de la escuela entre 1930 y 1933

En 1933, muchos de los integrantes de la Bauhaus, entre ellos los propios Gropius y van der Rohe, se refugiaron en Estados Unidos produciéndose una especie de continuación que duraría hasta la guerra fría. De alguna manera fue la persecución de sus principios lo que aseguró su superviviencia. Si hubiera sido apoyada por el nazismo se habría hundido junto a él.
Entre los principales exponentes del movimiento, en el que también ejercieron como profesores, se encuentran nombres tan relevantes en el mundo del arte del siglo XX como Wassily Kandinsky, Lilly Reich, Paul Klee, Theo van Doesburg, Grete Stern, Marcel Breuer, Josef Albers o László Moholy-Nagy.

Además de las enseñanzas en arquitectura, fotografía o diseño gráfico e industrial, el plan de estudios original contaba con una enseñanza basada en talleres, después de cursar un curso preliminar. El elemento diferenciador de cada taller era la utilización de un material base como el metal, la madera, los tejidos o la cerámica.

Hoy en día hay piezas salidas de la escuela de la Bauhaus que se han convertido en iconos del diseño. Muebles como la silla Wassily de Marcel Breuer y la silla Barcelona de Mies o el ajedrez de Josef Hartwig siguen tan vigentes como en el momento en que se crearon y en Vives los tenemos muy presentes a la hora de diseñar y dar vida a nuestros ambientes.
Os dejamos una pequeña muestra del cariño que sentimos por estos objetos de culto y que usamos en ocasiones para vestir los espacios en los que aplicamos y mostramos nuestras piezas cerámicas.

El ajedrez de Josef Hartwig. Pavimento Anidros-R 59,3×59,3 cm (Vives)

La silla Barcelona de Mies van der Rohe y la mesa E1027 de Eileen Gray. Pavimento Iliada-Pr Ocre 43,5×43,5 cm (Vives)

Los colores primarios, siempre presentes en la propuesta estética de la Bauhaus. Pavimento Lambda-R Blanco 59,3×59,3 cm, revestimiento mosaico Lambda Blanco 30×30 cm (Vives)

FOTOGRAFÍAS: Ralph Gräf Photography, Dezeen, Pinterest

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: