CASAS PREFABRICADAS


Son varias las ventajas que podemos destacar, pero sin duda, el menor precio es uno de sus puntos a favor. La media estima que su coste es entre un 22 y un 34% más baratas que una casa de obra convencional.

En general, las casas modulares son más económicas porque están pensadas para la eficiencia, tanto de materiales como de mano de obra.

El menor tiempo de elaboración es también destacable. Puesto que en parte se construyen por piezas en fábrica, usan técnicas y procesos de elaboración industriales. Esto se traduce en una mayor eficiencia en calidad, tiempo y dinero.

La construcción de las casas prefabricadas es una obra limpia. Los sistemas con los que se elaboran estas construcciones minimizan los residuos generados en la obra. Esto se debe a los procedimientos industriales que usan, en los que la eliminación de residuos es más exigente.

Otro aspecto importante es el menor volumen de trámites administrativos que implica levantar una casa de estas características.

La personalización de inmuebles es otro de sus puntos a favor. Ya que no existe un único modelo, cada fabricante de entre sus modelos permite al cliente escoger acabados, formas y materiales. Pese a ello, en un sistema de construcción modular, lo complejo es hacer espacios diáfanos sin columnas.En el catálogo general de vives podrás encontrar mas de 3.758 referencias las cuales se pueden utilizar en este tipo de viviendas.

Además, son también más eficientes energéticamente que una casa tradicional. Independientemente de que dispongan de un certificado energético o no, las casas modulares generan calor por sí mismas y mantienen temperaturas constantes en torno a los 12 -15 grados en invierno.

Por el contrario, el sistema tradicional de construcción obliga a la construcción con puentes térmicos, que provocan pérdidas de energía, que se trasladan al ahorro de consumo energético.

Porque no todo son bondades, también hay que tener en cuenta algunos inconvenientes antes de decidirnos por apostar por este tipo de vivienda.

Sin duda, en España hay todavía una oposición entre los consumidores hacia este tipo de inmuebles. Muchas personas, todavía tienen en mente la idea de baja calidad. Sin embargo, suele ser por simple desconocimiento.

Otro aspecto a tener en cuenta es el mantenimiento. Aunque no se puede generalizar en este aspecto, ya que dependerá del material principal de la vivienda.

El precio final puede verse encarecido si además de la inversión en la construcción de la casa, tienes que comprar la parcela en la que ubicarla. Si la parcela está en suelo rústico, el valor de tasación será menor.

Por último, también debes tener en cuenta la normativa y legislación. Este tipo de viviendas también deben cumplir con el Código Técnico de la Edificación, como cualquier otro inmueble.

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: