Un paraíso en Bonaire


En un enclave privilegiado como es la Isla de Bonaire, en pleno mar del Caribe Neerlandés, nos encontramos con este colorido resort de lujo diseñado para disfrutar plenamente del entorno y de las mejores prestaciones. Un espacio de relax que invita a quedarse indefinidamente. Sol, playa, mar, unas piscinas interminables, y unas instalaciones de 10. ¿Quién podría resistirse a un destino así? Y como prueba, empezamos por mostraros las coquetas fachadas de colores que dan a la playa, y la inmensa piscina al aire libre que se confunde con el azul del mar. Si cruzamos las puertas principales del Resort y nos adentramos en sus instalaciones, una de las principales áreas del hotel es la zona del restaurante que comunica con una gran terraza con vistas a la piscina principal. Predomina un estilo decorativo de rasgos sobrios y elegantes, donde el Hexágono Bushmills Multicolor de VIVES aporta personalidad y un gran valor añadido al espacio. Por lo que respecta a las más de 140 habitaciones y suits disponibles en el hotel, están diseñadas en tonalidades neutras con toques de color azul y aguamarina que conectan el interior de las estancias con el paradisíaco paisaje que las envuelve. Como pavimento, se ha escogido un diseño de madera porcelánica de la serie Orsa también de VIVES, que aporta una dosis de naturalidad y calidez al conjunto, y combina fácilmente con el estilo general de las habitaciones. Para las áreas comunes como la sala de reuniones o las zonas de descanso y ocio, también se ha elegido la madera porcelánica de la serie Orsa que, con su estilo natural, comunica estas áreas entre sí con gran armonía.El estudio de arquitectura Coleman Partners LLC han sido los encargados del diseño de este destino de lujo.

Categorías:Sin categoría

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: