Blow your mind II


images

Ya hace bastante tiempo, en la primera parte de esta sección, pusimos a  prueba vuestra mente y vista. Os presentamos nuevas imágenes e ilusiones ópticas para engañar a esta pareja casi inseparable que forman tus ojos y tu cerebro.

Hace un par de semanas fue el aniversario de The Dress, la foto del vestido que según un 50% de los encuestados era azul y negro y según el otro 50% era blanco y dorado.  Aprovechando este hecho os vamos a enseñar otra imagen en la que el color brilla por  su ausencia:

ichigo-IMG_20160227_220021ps-strong-AC48.jpg

¿De qué color son estas fresas?

Esta foto ha sido creada por Akiyoshi Kitaoka, un profesor de psicología de la Universidad Ritsumeikan, en Japón, que se especializa en crear ilusiones ópticas.

Si has contestado o pensado que las fresas de la imagen son de color rojo… pues ya has sido engañado. En la imagen, se percibe el color rojo, pero en ella no hay píxeles de ese color.

Eres victima de un fenómeno llamado “constancia de color” , de un modo muy parecido a como ocurrió con la imagen del vestido. Es la forma en la que tu cerebro corrige el color de los objetos cuando se muestran a través de una luz diferente.
Cuando ves algo, la luz que entra en tu ojo está compuesta por diferentes longitudes de onda que provienen tanto de los pigmentos de los objetos que te rodean como de la luz que los ilumina. Si estás bajo un cielo cielo azul, la luz que reflejan los objetos tendrá una fuerte componente de color azul, del mismo modo que un mismo objeto expuesto a una luz amarilla reflejará una mayor componente amarilla procedente de la luz que lo ilumina. Los pigmentos del objeto son exactamente iguales, no han cambiado, pero se ve diferente porque el contenido espectral de la fuente de luz es diferente, el espectro de luz que se refleja en el objeto y entra en tu ojo es diferente.

Debido a que toda esta “contaminación” de color proveniente de las fuentes de luz no es realmente útil (sería muy confuso si un plátano se viera amarillo por la mañana y rojo por la tarde, por ejemplo), nuestros cerebros han evolucionado para poder ver el color correcto. Permite que podamos distinguir los colores sin importar la iluminación (hasta cierto punto claro).

ichigo-img_20160227_220021ps-strong-rc-ac48-nonlinear1p2-caption.jpg

En esta imagen, se han manipulado los componente de color para que los objetos que estás mirando sean acromáticos o en escala de grises, pero haciendo que la fuente de luz que tu cerebro interpreta para esta imagen sea de un alto componente azulado. Tu cerebro cae en la trampa y piensa: “la imagen es muy azul, así que posiblemente la fuente de luz que me permite ver las fresas tiene un alto componente azulado, así que voy a quitar parte del azul que veo y sabré cual es el color real”. Y cuando al gris le restas ese sesgo azul, acabas viendo el rojo. Esta ilusión se ve favorecida por el hecho de que reconocemos los objetos como las fresas, que asociamos con el rojo, por lo que nuestro cerebro ya está orientado para intuir esos pigmentos y ajustar la imagen de modo automático.

Después de explicar a fondo esta ilusión, os dejamos otras imágenes para seguir haciendo explotar vuestra mente:

snakes_moving

Las serpientes de la imagen parece que se mueven en diferente sentido.

piedra_voladora

Parece que flota de verdad.

D0espkgU0AAWhGi

Este también flota.

expansion

Míralo fijamente… no para de crecer, algún día será mas grande que tu monitor.

concentrico_no_spiral

Aunque no lo parece los círculos son concéntricos y no una espiral.

DIPaNEUUMAEHf07

Mires a donde mires… todos se mueven.

D1XaIocUwAAdEX-

Estas lineas parecen torcidas… ¿seguro?.

D0z7_rZUwAAtU76

Para cuando te des cuenta ya será demasiado tarde…

Fuentes: www.nosabesnada.com , http://www.psy.ritsumei.ac.jp/~akitaoka/sakkakuWS2019.html

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: