ROTULADOR


La tecnología parecía arrasar. En principio se prestó escasa atención a algunos elementos que, hoy en día, medio siglo más tarde, continúan vigentes, en vanguardia y en constante innovación. Es el caso de los rotuladores. Llamados así porque inicialmente se utilizaron para escribir rótulos, la historia dice que el primer rotulador práctico lo inventó el japonés Yuko Horie, de la Tokio Stationery Company, pero su expansión y masiva comercialización internacional ya es otra historia.Una historia que comenzó en 1960 en el barrio de Barmbek de Hamburgo; en una modesta oficina desde donde dos amigos, Carl-Whilhelm Edding y Volker Ledermann, realizaron su primera importación de rotuladores de fieltro procedente de Japón.
Su capital inicial: 5.000 marcos y una sencilla máquina de escribir, además del convencimiento de que esa especie de lápiz, con su punta fabricada de fieltro, fibras finas de nylon u otro material sintético, sujeto al cilindro de la pluma de modo que su tinta fluyera hacia la punta mediante un mecanismo capilar, si se comercializaba adecuadamente, tendría un futuro inmenso en el mundo de la oficina, de la industria, de la educación y del hogar.
Habían comprobado que esa punta podría tener diferentes formas y tamaños, alcanzando a veces los dos centímetros y medio de ancho, mientras las tintas de los marcadores podían presentar una amplísima gama de colores. Pero sobre todo, permitían escribir con fluidez y marcar de manera permanente.


A continuación, vamos a ver los distintos tipos de trazados que tienen los rotuladores, existen cuatro tipos de plumas de punta porosa:

• Rotuladores de estudio de punta biselada
• Rotuladores de línea fina
• Marcadores-pinceles
• Rotuladores con punta en forma de bala

La gran virtud del rotulador de punta biselada, permite trazar dos o tres líneas diferentes. Se puede crear una línea ancha, para rellenar zonas amplias de color, utilizando la punta plana de lado a lado. Dando vuelta a la punta y apoyando sólo la esquina, se puede trazar una punta muy fina y uniforme. Un tercer tipo de línea se crea utilizando la punta biselada a lo largo, en vez de a lob ancho.

Los rotuladores con punta en forma de bala no hacen tanta variedad de trazos, pero son mejores para trabajos detallados, en los que la calidad es importante. Sin embargo es mucho más difícil rellenar una zona amplia, obteniendo casi siempre un efecto franjeado. No obstante, algunos artistas usan sólo pinceles-marcadores o rotuladores de punta fina.El marcador resulta especialmente útil, con su punta larga y flexible, que se curva como un pincel y crea líneas sinuosas, de anchura variable.Los de punta fina son excelentes para trabajos detallados. Todo depende del trabajo para el que se usa el rotulador, de la técnica empleada y del gusto personal.

Como podemos observar en la siguientes imágenes, en VIVES  son pioneros en la aplicación de esta técnica del rotulador en sus azulejos y diseños cerámicos. Un estilo único que logra dar una imagen modernizada de la cerámica.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: