Guarida de fin de semana.


Casas humildes, construidas con adobe, piedra y madera. Caídas en el olvido ahora se convierten en rincones llenos de encanto y espíritu “rural chic”.  Y es que hay una corriente en la que cada vez más  gente joven redescubre los pueblos y decide convertir la vieja casa de la abuela en su guarida de fin de semana.

21

Esta tendencia está consiguiendo poner en valor lo tradicional, donde el gusto por la decoración sencilla no es un plus, si no una forma de entender el descanso. Se trata de conseguir un lugar donde reine la calma y el sosiego homenajeando a su vez a la belleza de las cosas antiguas y a sus recuerdos de la infancia. Y es que ¿Quien no ha pasado un verano con su abuela en el pueblo?

34

La reinterpretación que estos jóvenes están haciendo de  las tradicionales y rústicas viviendas de los pueblos esta siendo genial. Un estilo que parecía permanecer estático en el tiempo lo han trasformado poniendo en valor materiales naturales como la madera, reciclando y reutilizando objetos de decoración antiguos de casa de sus padres pero también de sus excursiones al Rastro; manteniendo el color blanco como base haciendo un guiño a las antiguas paredes encaladas; y llenando de color, mucho color, con todo lo demás.

56Un ejemplo claro de ello lo encontramos en este precioso proyecto realizado por NiceHomeBcn. En él han mantenido la estructura básica de la vivienda antigua, como son las vigas de madera junto al revoltón visto de ladrillo antiguo, paredes blancas, toques de piedra piedra vista… y que han fusionado con elementos  con cierto toque desenfadado que le aportan frescura. Claramente esto lo vemos en la carpintería de la vivienda par la cual se ha escogido un precioso tono azul vibrante, pero también  en el pavimento de la cocina,  un modelo diseñado por Vives Cerámica, y que a pesar de emplear unos tonos muy naturales y agradables le da ese toque de vitalidad y simpatía que todo joven necesita.

81012

Hoy, una casa de campo es un sitio al que siempre ir. Cada fin de semana se convierte en unas vacaciones. Las vistas desde la casa al campo, al jardín, a las ruinas de la iglesia….La luz cenital entrando por los tragaluces de los techos de madera, las puertas abiertas de la casa, niños recorriendo libremente por calles empedradas…. Los baños en verano en el pantano, las excursiones en primavera al bosque, la recogida de setas en otoño y en invierno, el calor de un fuego encendido….

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: