Psicología del color


La psicología del color es un estudio que analiza el efecto al percibir un color. Determina que existen sensaciones, emociones y significados ligados a cada tonalidad. Un color comunica un estado de ánimo, proporciona información y es capaz de estimularnos o apagarnos. Los colores forman parte de nuestro día a día, crean una energía específica que nos puede afectar, conozcamos estas sensaciones.

Blanco

Es el color más puro, espiritual y pacífico. Es la suma de todos los colores de la luz. Su principal característica es que modera la iluminación. Tiene la capacidad de ampliar visualmente el espacio y añadir luz a la estancia. Brinda sensación de limpieza y claridad. Transmite serenidad y tranquilidad, es capaz de levantar el ánimo y es atemporal.

Negro

Es la ausencia de color. Normalmente se relaciona a oscuridad, formalidad y solemnidad, pero también poder, misterio y estilo.  Refleja elegancia y sofisticación, pero al ser oscuro se aconseja combinarlo con otros colores. Puede transmitir sensación de agobio si se usa en grandes cantidades.

Rojo

Es el color de todas las pasiones, tanto positivas como negativas. Transmite fuerza, calor; da vida, por lo que se usa en espacios donde se requiera energía. No es recomendable usarlo en dormitorios o espacios que fomentan el descanso, ya que es capaz de alterar nuestro sistema nervioso. Es ideal para utilizarlo en accesorios decorativos o para pequeñas superficies de pared, que hagan contraste con el resto de la estancia.

Azul

Es el más sobrio de todos los colores fríos. Transmite paz y confianza. Invita el descanso por lo que es perfecto para dormitorios, ayuda a apaciguar la energía. Es ideal para combinarlo con tonos cálidos.

Amarillo

Simboliza la energía del sol. Transmite calor, buen humor y alegría. Es el más sutil de todos los colores cálidos, e igual que el color rojo, actúa de energizante positivo pero sin llegar a ser agresivo. Esta vinculado a la creatividad y al estímulo mental, ya que despierta el intelecto y actúa como anti-fatiga.  Es ideal para utilizarlo en estancias donde se requiera una alta actividad y en habitaciones de estudio. Da mucha luminosidad a estancias sin luz. La tonalidad amarilla es neutra y fácil de usar.

Rosa

Este color está asociado a lo tierno y suave, haciéndonos sentir cariño, amor y protección. Al obtenerse a partir de la mezcla del rojo y el blanco adquiere cualidades de ambos, por lo que transmite fuerza mansa, energía sin agitación y temperatura agradable. Sirve para levantar las emociones. Se ha puesto de moda en la decoración de interiores porque posee una gran paleta de tonalidades.

Marrón

Analizando este color tenemos sensaciones opuestas. Es el color que se obtiene si mezclas cualesquiera cualesquiera de otros colores. Asociándose al otoño sería lo marchito , pero como es el color de la tierra y la madera nos transmite solidez y seguridad. Y como tiene matices rojos y ocres es un color cálido y hogareño. La clave es combinarlo con tonos claros y blancos para suavizar las connotaciones negativas.

Categorías:Sin categoría

1 reply »

  1. El lenguaje de los colores nos parece interesantísimo. Como bien comentáis, cada uno de ellos va ligado a una energía que crea unas sensaciones determinadas. Por eso, el uso de una tonalidad u otra en cada elemento (incluidos los estores y las cortinas) resulta esencial para el resultado final decorativo y la sensación que traslada la estancia. Buen resumen de algunos de los más utilizados.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: