Toma nota de estos refugios para pasar el invierno con estilo


Una escapada de invierno en medio de las montañas puede ser el sueño idílico de muchos aventureros.  No solamente por la posibilidad de disfrutar de estos paisajes o las actividades (esquí, senderismo, turismo…) que ofrecen, también porque es un destino ideal para escapar de la rutina y desconectar del ajetreo del día a día. Para aquellos que, además de aventura, buscan diseño y estilo, os proponemos algunas ideas de destinos de invierno donde los refugios son toda un desafío de la arquitectura. Porque descansar disfrutando de unas vistas espectaculares en un espacio único siempre es más sugerente. Hasta Noruega hay que desplazarse para poder disfrutar de este refugio montañoso. Ubicado a 1.200 metros sobre el nivel del mar y cerca del glaciar Okstindan se encuentra este refugio de diseño singular, inspirado en la belleza árida del paisaje que lo rodea. El proyecto es obra los  arquitectos Jarmund/Vigsnæs Arkitekter, y se han decantado por un diseño sostenible construido a base de materiales propios de la zona. La única pega es que debe accederse a pie o sobre esquís, ya que no existe ninguna carretera cercana.

Esta cabaña fue construida por estudiantes de Harvard junto con el estudio Ofis Architect. Está ubicada en Eslovenia, sobre una posición privilegiada en la pendiente de una montaña, lo que le permite tener unas vistas espectaculares desde lo alto gracias a los imponentes ventanales que dominan todas sus fachadas.  El refugio se compone de tres módulos con una capacidad total para hasta 8 personas.

 El refugio Monte Rosa toma su nombre del monte en el que está ubicado, a más de 2.800 metros sobre el nivel del mar en Suiza. A simple vista, lo primero que destaca de su impresionante arquitectura es su particular estructura y la carcasa de aluminio plateado con la que están recubiertas todas sus paredes exteriores. Estas placas actúan como una central termosolar, y abastece el 90% de la energía que el edificio requiere. A pesar de parecer una construcción futurista, lo cierto es que queda perfectamente mimetizada con el paisaje.

 Terminamos con un refugio idílico escondido en el peñón de Äscher, en Suiza. Para llegar hasta él son necesarias tres horas de caminata desde la estación de ferrocarril de Wasserauen pero bien merecen la pena. Su diseño rústico y acogedor se mimentiza con el paisaje de la región del Alpsteingebiet, de frondosos bosques y profundos valles escarpados. El hotel cuenta con una capacidad para 40 personas y está fabricado completamente de madera de la región.

Categorías:Arquitectura, Diseño

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

Traductor

English Deutsch Français
A %d blogueros les gusta esto: