¿Ves lo que yo veo? El color no existe.


tazaspantonepiramide

El color ha sido observado y clasificado a lo largo de la historia por artistas, pintores, filósofos y en general  por la sociedad. Los nombres de los colores con sus respectivas tonalidades han sido una herencia que hemos recibido de nuestros antepasados. Sin embargo podemos afirmar que el color no existe en sí mismo, es  una percepción que captan nuestros ojos con el reflejo de la luz en los objetos. El color que percibimos con nuestro ojo varia de tonalidad de unas personas a otras, y por lo tanto nadie es capaz de afirmar que un objeto es de un color concreto.

El caso del vestido que cambia de color, que ha causado furor en las redes sociales,  ilustra perfectamente este hecho:

Vestido-2-670x1024

En el caso del vestido los ojos tratan de compensar la iluminación del fondo con el color de la prenda de vestir. Algunas personas eliminan el tono azul y ven la pieza doraba y blanca, mientras que otros quitan los tonos luminosos del fondo de la foto y ven el vestido azul y negro. Incluso la misma persona puede llegar a verlo diferente en diferentes momentos.

1c229-circuloTal como se ha mencionado, el color no existe realmente, es una interpretación que da el cerebro a las diferentes longitudes de onda de luz que se reflejan sobre la superficie de los objetos. El cerebro es el que dice de qué color son las cosas. Por lo tanto, la percepción va ligada a los modelos y cualidades que cada uno tiene registrado. Y así como hay gente susceptible de sentir más o menos dolor o más o menos temperatura, también cada persona ve ligeramente diferente cada color, aunque por convención pueda haber cierta aceptación. Suponemos que nuestras retinas interpretan igualmente las mismas longitudes de onda, pero siempre hay ligeras variaciones en las capacidades de cada uno.

En Internet hay una gran cantidad de ilusiones ópticas y ejemplos de variedad cromática, que pueden dejarte paralizado unos cuantos minutos, pero el caso del vestido impacta porque es un objeto cotidiano, no es ninguna ilusión y la diferencia de opiniones desconcierta. Nos sorprendemos ante lo desconocidos que somos para nosotros mismos, y nos asombra el hecho de que lo que damos por sentado no es tal cosa.

Pero si el color no existe… ¿cómo es posible que veamos los colores?. Hagamos un experimento: si iluminamos una planta con luz blanca, veremos la flor roja y las hojas verdes, pero si la iluminamos con luz verde, la flor se verá negra y las hojas verdes. Si iluminamos con luz roja veremos la flor roja y las hojas negras.

Con este experimento comprobamos algo sorprendente: el color no está en las cosas sino en la luz utilizada para iluminarlas. La luz si que es real y es una onda. Lo que nuestro ojo percibe son las longitudes de onda reflejadas que no son absorbidas por los objetos. En función de la longitud de onda percibida por el ojo, nuestra fisiología y nuestras vivencias el cerebro es capar de percibir  e identificar los colores. Por esto, son muchos los factores que pueden alterar nuestra percepción.

Aquí téneis algunos ejemplos de ilusiones cromáticas, para que veáis como nuestro cerebro nos engaña o mas bien, como nuestro cerebro interpreta lo que nuestros ojos perciben:

1245402132_optical_illusion

Mira fijamente el punto negro y observa después de qué color se ven las paredes

s3qqLNCROr2lW

Las bolas cambian el sentido de giro según miremos al punto rojo o al amarillo.

ZRhSWd5

Mirando atentamente a la cruz veras que el punto que desaparece cambia de color

colores

Mirando atentamente al punto negro veras los colores desaparecer.

Ilusiones_html_m5d95ec3b

Ilusión de movimiento 1

ilusiones-ópticas-61

Ilusión de movimiento 2

Se podría decir que todos vemos el mundo de una forma distinta, no tenemos otra opción, ya que nuestras percepciones y experiencias son únicas y diferentes. Nadie ve el mundo como realmente es… se podría decir que vivimos en una constante interpretación de lo que nuestros ojos y sentidos perciben.

En VIVES somo conscientes de esto, e intentamos que la interpretación visual de nuestro producto sea lo más agradable posible, y por ello y teniendo en cuenta la diversidad de representaciones, medios y percepciones, en todos nuestros catálogos siempre se repite una máxima: “Los colores de las piezas de este catálogo son orientativos.” 

Puede que esto resulte revelador para unos e inquietante para otros, y también es posible que para otros no importe de que color sea el vestido… si no de que color serán los zapatos con los que los vas a combinar.

Para gustos y opiniones, los colores.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SÍGUENOS

Traductor

English Deutsch Français

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 447 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: