El corte transversal.


Estamos acostumbrados a la textura del corte longitudinal de los troncos de un árbol, sus planchas se utilizan para fabricar muebles, puertas y vigas. ¿Que pasa con los restos? ¿Se tiran?

Pues con un poco de imaginación estos “restos” se podrían utilizar revistiendo las paredes de nuestras casas, cortándolos transversalmente para así obtener una especie de “ladrillos” o piezas de puzzle. Con ellos podemos efectuar cálidos mosaicos, con una textura diferente.

Lo mismo se aplica al suelo. Desde piezas mas a menos uniformes, resultados pueden ser sorprendentes.

Entre las imágenes os hemos dejado una sorpresa. Seréis capaces de distinguir cual de las siguientes imágenes no es suelo de madera¿?

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SÍGUENOS

Traductor

English Deutsch Français

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 454 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: