Arte Meteorológico


El arte meteorológico es una corriente técnica y temática de la creación actual, que revela la preocupación de diversos creadores por el cambio climático y los desastres naturales que conlleva, así como su interés por las potencialidades formales de los datos vinculados a estos fenómenos.

Ya en 2003, Olafur Eliasson creaba para la Sala de las Turbinas de la Tate de Londres, The weather project, un entorno que en seis meses fue experimentado por dos millones de visitantes.

Unos años después, Darya von Berner creó una nube real que flotaba frente a la Puerta de Alcalá en Madrid, pulverizando microgotas de agua que permanecían en suspensión en el aire. “Las nubes se identifican por su forma y al mismo tiempo por su constante cambio de forma. Al igual que todos los fenómenos físicos son una percepción de la realidad limitada por nuestros medios”, explicaba Von Berner, que repitió la experiencia delante de la Mezquita de Córdoba.

En el entorno del Parco de Arte Vivente (PAV) de Turín, una sofisticada proyección muestra una cascada que fluye majestuosa (Particle Falls de Andrea Polli). El fragor y la caída de la cascada resultan hipnóticos y relajantes, al menos hasta que explican que la intensidad y rapidez del agua están directamente relacionadas con los polvos sutiles esparcidos en la atmósfera. Un instrumento para el análisis óptico meteorológico, llamado nefelómetro, convierte en tiempo real los datos sobre la calidad del aire, proporcionados por varios sensores. El paso de un avión o un grupo de personas fumando es suficiente para modificar los datos y por tanto la imagen.

Del techo del aeropuerto de San José en California, cuelga eCloud (http://www.ecloudproject.com), una escultura dinámica de Aaron Koblin, Nik Hafermaas y Dan Goods. La instalación está formada por escamas de policarbonado, cuya posición es controlada en tiempo real por el centro meteorológico nacional y representa las condiciones climáticas de diversos lugares.

Ahora los artistas trabajan cada vez más con la elaboración digital. Nathalie Miebach (http://nathaliemiebach.com) convierte los datos meteorológicos en partituras musicales
tridimensionales, que son interpretadas al piano por Elaine Rombola y plasmadas en esculturas por ella misma.

Esta corriente del arte busca a través de las experiencias visuales y del asombro crear una nueva conciencia y preocupación sobre el entorno y los factores que comprometen su equilibrio.
¿Lo logrará?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SÍGUENOS

Traductor

English Deutsch Français

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 447 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: