Jules Chéret y Coca Cola.


El cartel publicitario sufrió una evolución a raíz de las diferentes corrientes artísticas, además, como algunos de los factores que motivaron esa evolución destacamos la revolución industrial y el aumento de población que dio lugar a nuevas necesidades. Durante todo el proceso Jules Chéret se convirtió en una referencia a seguir, este pintor y litógrafo francés fue el gran precursor del cartel publicitario.

En las obras de Chéret vemos una búsqueda de sensaciones, unos colores vivos y festivos, y a la mujer como primer reclamo publicitario (mujer conocida como La Chéret). Actualmente podemos encontrar ejemplos que adquieran rasgos de las obras de Chéret y uno de ellos lo vemos en las campañas que Coca Cola lanzó en los años 50  y 60.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Observamos como los carteles hacen uso de las mismas gamas de colores (rojos, blancos y negros), y como en las obras se persigue la búsqueda de sensaciones, la festividad y la calmada sensualidad respectivamente (decimos “calmada” porque más que una sensualidad provocadora estaríamos hablando de una sonrisa especial y de un gesto que invita a que “tú” como espectador entres en ese juego: el juego Pippermint por ejemplo y el juego Coca Cola), además de todo ello el factor que más define a Chéret está presente en la aparición de la mujer, como objeto distintivo del pintor y de los carteles de Coca Cola, que también hizo uso del perfil femenino en casi todos sus carteles.

Al observar anuncios de Coca Cola nos encontramos, en un primer momento, dentro de un ámbito un tanto difícil de definir “¿dónde se encuentra la chica?” Solo observamos la neutralidad de un espacio, y donde una chica está como eje fundamental, debido a su postura y posición en el anuncio denota que es una imagen equilibrada, sostenible y simple, por esta razón resulta agradable mirar esta imagen. Del mismo modo, en los anuncio de Chéret nos engloba un espacio igualmente neutro pero que invita de igual forma a probar el producto, aquí cobra un especial poder la mirada de la mujer, que brinda la posibilidad de imaginar que nos está sirviendo el vaso a  nosotros, que ocupamos el campo de visión del personaje-espectador (lo mismo ocurre con Coca Cola, ofrece la posibilidad de que nos sirvan la botella a nosotros).

Para acabar diremos que en las obras se muestra el producto, la bebida, acompañados ambos de la figura femenina  como principal objeto visible, figuras femeninas a las que se les otorga unos valores a raíz de las connotaciones de las obras.

Categorías:Creatividad, Exteriores

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

SÍGUENOS

Traductor

English Deutsch Français

Escribe tu dirección de correo electrónico para suscribirte a este blog, y recibir notificaciones de nuevos mensajes por correo.

Únete a otros 444 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: